carne a la piedra Can Pep

Carne a la piedra en Mallorca de la mano de Can Pep

En Can Pep servimos una de las mejores carnes a la piedra en Mallorca. Una técnica culinaria que consiste en la cocción de la carne sobre una piedra de origen volcánico, generalmente basalto. El calor que desprende esta piedra, que se encuentra a una temperatura de unos 250-350 ºC, permite la cocción inconfundible de los platos de carne a la piedra.

La carne a la piedra de Can Pep, restaurante en Port d’Andratx, es uno de los platos más solicitados por nuestros clientes. Un sabroso chuletón fileteado a la piedra para chuparse los dedos.

carnes can pep

Para lograr el punto perfecto de la pieza de carne, la superficie de la piedra debe mantener altas temperaturas de forma constante. De lo contrario, se vería interrumpida la cocción del alimento y esto se notaría en el resultado final. El punto de esta carne a la piedra en Mallorca, que servimos en Can Pep, siempre depende del gusto del consumidor. No obstante, la técnica permite elegir el momento justo en el que se da por terminada su primera cocción y después el propio comensal decide si seguir cocinándola con el propio calor del basalto.

Claves para una buena cocción a la piedra

La superficie de la piedra volcánica debe ser totalmente lisa, para que entre en contacto con la carne de forma homogénea. Tampoco hay que descuidar su limpieza: la piedra debe dejarse como la patena después de cada cocinado.

Por su parte, la carne ha de ser de primera calidad, algo que cuidamos con mimo en Can Pep. Antes de cocinarla, es conveniente mantenerla durante unos minutos a temperatura ambiente, lo que evita el choque térmico del producto recién sacado de la nevera. También hay que prestar especial atención al tamaño de la pieza: cuanto mayor sea, más tiempo de cocción requerirá y viceversa.

Por último, llega la experiencia culinaria de disfrutar de una buena carne a la piedra en Mallorca, en un enclave natural único como es Port d’Andratx. En Can Pep no nos cansamos de servir este rico plato, con el que los clientes disfrutan no solo de su delicioso sabor, sino también de participar en el cocinado hasta que se encuentre a su gusto. Solo podemos decir… ¡que aproveche!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *