Las mejores playas cerca del Puerto de Andratx

Andratx cuenta con un total de 24 playas y calas en las que disfrutar de un relajado baño. Algunas son accesibles en coche y transporte público y a otras solo se llega a pie. En cualquier caso, ¡hay opciones para todos los gustos!

Cala en Fonoll es una de las calas más próximas al Puerto de Andratx. Aunque su ubicación (entre acantilados) dificulta el acceso a pie, las vistas al puerto, sus aguas cristalinas y la intimidad que ofrece son razones de sobra para atreverse con la caminata, no recomendada para realizar con niños. Desde la cercana Cala Moragues, situada a unos 180 metros, también se puede llegar bordeando el mar de forma más fácil. Esta cala de arena y piedras suele estar frecuentada por turistas de los hoteles más cercanos.

Siguiendo la costa y sin abandonar la zona del Puerto de Andratx se puede llegar a pie, nadando o en kayak a Cala d’Egos, apta para el baño, el buceo y el fondeo de embarcaciones. No suele estar muy concurrida, precisamente por la dificultad de acceso. Este entrante de mar cuenta con un gran barranco de telón de fondo donde desemboca un torrente, lo que da lugar a un paisaje seco y escarpado con montes bajos y pinos.

Otro rincón virgen que no puede perderse ningún bañista que recale en el Puerto de Andratx es Cala Marmassen, ubicada en la parte oriental de la península de Punta de la Mola, ideal para el buceo y la práctica de esnórquel. A pesar de disponer de zonas con escaleras para salir del mar, no es un lugar para visitar con niños ya que se encuentra en un roquedal rodeado de acantilados de hasta 128 metros y su acceso es complicado.

Cala Llamp también es un ‘must’ para los visitantes del Puerto de Andratx. A tan solo un quilómetro y medio del Puerto y con sombras naturales en los alrededores, esta hermosa cala de piedras y rocas de 122 metros de largo regala estupendas vistas a Sa Dragonera y las montañas de Sa Mola y el Galtazó. El vehículo se puede estacionar gratis en las inmediaciones y solo hay que descender unas escaleras para poder bañarse en sus aguas.

Por último, la playa de Camp de Mar, de fina arena, aguas tranquilas y en forma de ‘U,’ es otra de las paradas obligadas. Ubicada entre el Cap Andritxol y la Platja de ses Dones, resulta perfecta para todo tipo de visitantes. Sorprende el pequeño islote (‘Illeta’) situado en medio de la misma, al que se puede acceder a través de una pasarela de madera, situada sobre un puente que sirve de embarcadero para algunas de las golondrinas que llevan hasta la Dragonera.

Después de una jornada de playa, seguro que se te despierta el apetito. Olvídate de cocinar. En Cap Pep abrimos todos los días para que puedas degustar sin prisas lo mejor de la cocina Mediterránea acompañado de una amplia carta de vinos. Reserva ya tu mesa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *